El fascinante mundo del rebeco en los Picos de Europa

En este momento estás viendo El fascinante mundo del rebeco en los Picos de Europa
Rebeco asomado al abismo

El Rebeco: un habitante de las alturas

El rebeco, también conocido como sarrio, es un mamífero herbívoro adaptado a la vida en altitudes elevadas. Podemos encontrarlos en las escarpadas laderas de los Picos de Europa, donde sus habilidades de escalada asombran a quienes tienen la suerte de observarlos.

Características distintivas

Este elegante herbívoro presenta pelaje denso y negruzco durante el invierno, es su forma de protegerse del frío. En verano su pelo es más corto. Sus pezuñas adaptadas para terrenos rocosos le permiten navegar con gracia por las zonas montañosas, convirtiéndolo en un maestro de la escalada.

Rebeco en una pradera
Rebeco en una pradera

Diferencias entre los sexos

Aparentemente parecen iguales los dos sexos, pero fijándonos un poco más podemos distinguir entre los machos y las hembras. Los machos son algo mayores que las hembras, además sus cuernas son diferentes, los cuernos de los machos son de mayor tamaño y mayor grosor. Aparentemente los dos sexos son iguales, pero si nos fijamos con un poco más de atención podremos observar algunas diferencias entre machos y hembras. Los machos son algo mayores que las hembras y tienen los cuernos más gruesos y un poco más grandes.

Vida social y comportamiento

Los rebecos son animales sociales y a menudo forman grupos, especialmente durante la época de apareamiento. A finales de octubre comienza la época de celo, en la que los machos compiten por la atención de las hembras en emocionantes exhibiciones de fuerza y agilidad. Esta etapa dura aproximadamente un mes y es fácil observarlos en plena acción. ¡Un verdadero espectáculo de la naturaleza!

Llegan los nacimientos

Después de la época de celo, tras unos 6 meses de gestación, las hembras (tendrán los partos de) traerán al mundo a las nuevas generaciones, normalmente una cría por año. Se mantendrán en el grupo familiar durante un par de años antes de independizarse.

Rebeco pasando entre rocas
Rebeco caminando entre rocas

Adaptaciones asombrosas

Las adaptaciones del rebeco a su entorno son asombrosas. Su pelaje grueso lo protege de las condiciones climáticas extremas y sus sentidos agudos le ayudan a detectar depredadores potenciales en este hábitat montañoso. Gracias a sus pezuñas es capaz de sujetarse en paredes casi verticales. Esta habilidad le permite escapar de sus depredadores con gran ligereza dejando atrás a sus perseguidores, incapaces de seguirlo en terrenos tan escarpados.

Conservación y protección

Aunque los rebecos han logrado adaptarse a un entorno tan desafiante enfrentan amenazas, incluida la pérdida de hábitat y la presión humana. La conservación de estos majestuosos animales es crucial y debemos esforzarnos por preservar su hogar natural en los Picos de Europa.

¡Conéctate con la Naturaleza!

En nuestras salidas a los Lagos de Covadonga es habitual cruzarnos con ellos, viéndolos evolucionar por las rocosas paredes.

Recuerda que si quieres vivir esta experiencia con nosotros es aconsejable reservar tus plazas ¡No te quedes sin ellas!

Deja una respuesta